Publicado Nov 09, 2016
¿Cómo creamos fragancias?
Escuchando a los clientes, conociendo a los consumidores y siendo apasionados en lo que hacemos

¿Alguna vez te has preguntado cómo se crean las fragancias? Nada en la vida es una casualidad, tampoco en el mundo del perfume.  El post de hoy está especialmente escrito para ti, que te preguntas si la creación de fragancias es sólo una cuestión de mezcla de materias primas o si es algo más creativo y mucho más complicado.

Como tantos otros procesos en los negocios, el proceso de crear fragancias comienza con un briefing.  Los clientes exponen sus objetivos y explican las características que buscan en el producto que quieren introducir en el mercado.  Desde este punto, iniciamos el proyecto para obtener la esencia perfecta, la que cumple con los objetivos y necesidades de los clientes.

Los perfumistas inician un procedimiento creativo, así como preciso, para encontrar la fórmula deseada.  Este procedimiento incluye su aportación, su forma particular de inspirarse y su conocimiento de las notas olfativas y de las tendencias en el mercado.  Ellos tratan no sólo de lograr las expectativas de los clientes sino también de capturar sensaciones para que los consumidores las sientan cuando huelan la nueva fragancia.

Pero, no hay una libertad total para crear una fragancia: ésta tiene que cumplir los requisitos no sólo del cliente y del mercado, sino también las regulaciones de los países.  Además, los perfumistas deben tener en cuenta las características del producto final.  Dependiendo del producto en el que se aplique la fragancia (perfume, loción para el cuidado del cuerpo, ambientador …) habrá diferentes requisitos técnicos a cumplir.

Así que el trabajo de los perfumistas es conseguir una esencia creativa y fascinante dentro de los límites funcionales.  Un verdadero desafío.

Una vez que tienen la fórmula, ésta se envía a los pesadores o laborantinos quienes producen pequeñas muestras con la fragancia diseñada.

A continuación, las muestras se envían al equipo de aplicaciones donde se revisa el comportamiento de la fragancia.  Se realizan estudios acelerados de estabilidad para ver cómo responde la fragancia a condiciones drásticas y también para simular su uso real.

Por último, el producto pasa por diferentes pruebas que incluyen: análisis físicos, químicos y organolépticos para establecer los parámetros estándar de esta nueva fragancia.  El objetivo principal de estas pruebas es asegurar que el producto final responde a nuestros altos estándares de calidad.

Voilà! La nueva fragancia está lista para el mercado.

Como hemos dicho, es un proceso en el que están implicados los objetivos del cliente;  la inspiración y creatividad de los perfumistas, y las pruebas de calidad.  Lo que hace que este proceso sea único son las PERSONAS, la PASIÓN y la CREATIVIDAD.
 
Compartir