Seleccionar página

Si en el anterior post te desvelábamos el proyecto Nomad Saga, en el artículo de hoy te presentamos la primera materia prima de nuestra cajita Nomad Box: la Shamama.

La Shamama es la estrella de este primer trimestre en Eurofragance, el primer integrante de nuestra Nomad Box y una joya perfumística procedente de la exótica ciudad de Kannauj (Índia).

¿Qué la hace tan especial?

La Shamama es un aceite esencial único y el resultado de una combinación única de materias primas que, a día de hoy, todavía mantiene en secreto su fórmula. A diferencia de otras destilaciones de aceites esenciales, la Shamama requiere de un proceso manual esmerado que convierte a sus propios creadores en auténticos artesanos.

El viaje nómada hacia la Shamama

Como ya sabes, el espíritu nómada y aventurero que caracteriza a Eurofragance es el que nos impulsa a recorrer el mundo. En estos viajes conocemos nuevos rincones que guardan materiales excepcionales que nos inspiran en la elaboración de nuestras fragancias.

En este caso, ya habíamos oído hablar de la Shamama como ingrediente en la perfumería, pero cuando viajamos hasta la ciudad de Kannauj para averiguar más sobre la misteriosa Shamama, nos dimos cuenta de que no se trataba de un simple ingrediente.

Este elixir es mágico y, lo mejor de todo, es que su fórmula, que se transmite de generación en generación, sigue siendo secreta. Nadie, excepto los productores, conoce su formula.

Cada Shamama está compuesta de un mínimo de 45 materias primas y existen tantos Shamama como mezclas. Increíble, ¿verdad? Cada creador tiene su propia receta y crea su Shamama en base a las tradiciones y técnicas de sus ancestros. Una práctica heredada que ha permanecido intacta con el paso de los años.

Aromas que transportan a otra época

Y es que, oler la Shamama es como oler un trocito de la India. Su aroma te transporta a la esencia de este país, sus paisajes y sus colores. Pero, ¿cómo se elabora este aceite esencial?

Durante el proceso de elaboración de la Shamama, la espuma, la hierba y el mitti (cerámica de arcilla) se destilan en grandes cantidades durante un total de 20 días, enriqueciendo el aceite esencial en cada paso. Finalmente, el aceite se mezcla con una infusión de cardamomo, azafrán y canela, y con aceites esenciales de rosa, kewra o oud. Y así se obtiene ese toque final que lo hace único.

La Shamama está en el ADN de Eurofragance y, por eso, se ha convertido en la primera protagonista de nuestra Nomad Box. Gracias a nuestro afán aventurero por conocer nuevas tierras, culturas, materias primas y nuevas técnicas de trabajo, hoy podemos presentar la Shamama como uno de los más exclusivos aceites esenciales que ya forman parte de nuestra historia.  ¡Descubre más en nuestra nueva web sobre Nomad Saga!

Pero esto es solo el principio. Cada trimestre desvelaremos una materia prima nueva y ahondaremos en su historia y tradición. ¡No te lo pierdas!