Seleccionar página

Con el invierno llegan los eventos sociales: comidas con amigos, las cenas de empresa, reuniones familiares… pero el frío y que los días sean más cortos no invitan a salir de debajo de la manta. ¡No pasa nada! Que la bajada de temperaturas no afecte a tus planes, ¡trasládalos a tu casa! Y haz que tus invitados sientan las fiestas en el ambiente. ¿Cómo? En Eurofragance somos especialistas en crear momentos únicos que se respiran en el aire. Si quieres que tu hogar huela a invierno, apuesta por estos ingredientes y ¡no querrás que vuelva el buen tiempo!

Fragancias que abrigan

Chocolate. El invierno es la época ideal para tomar chocolate caliente a la taza o postres como el turrón o el brownie. Por eso, queremos destacar el cacao como un ingrediente clave para darle ese toque navideño a tu hogar. El cacao puro posee matices amaderados, casi amargos, que se endulzan por la adicción de notas de vainilla. Nuestra propuesta: combinar la intensidad y amargor del cacao con el toque avainillado del haba tonka o contrastar con la pulpa de naranja – un combo clásico que nunca falla.

Canela. Y si el chocolate es el rey de esta época, la canela es la reina. Y es que su olor dulce a la vez que picante y el matiz cálido de su fragancia nos hace pensar instantáneamente en el calor de una chimenea en invierno. Tenemos que confesar que en Eurofragance nos encanta la canela por su versatilidad, pudiendo ser la protagonista de la fragancia o ser el toque que la hace diferente.  En una entrada anterior, ya hablábamos de la tendencia de las especias en perfumería para la temporada que viene, ¡no las pierdas de vista!

Jengibre. Otra estrella de la Navidad es el jengibre, un ingrediente muy conocido por sus beneficios durante todo el año, pero que se ha vuelto muy popular en Europa gracias a las típicas galletas especiadas navideñas (gingerbread). Y, aunque este ingrediente no suele ser el principal, sus acordes ácidos y picantes se llevan toda la atención. Nuestros perfumistas clasifican esta materia prima dentro de dos corrientes bien distintas: en combinaciones con toques orientales de la mano de especias como la mirra y el cardamomo o en fragancias ligeras y limpias en compañía de otros cítricos poco frecuentes. Si lo que quieres es conseguir una atmósfera de calidez invernal, te recomendamos la primera.

Pino. Pero si un olor no puede faltar en nuestra casa durante estas fechas es el del árbol de Navidad. El pino desprende una fragancia natural maravillosa, fresca, aromática y única, que nos transporta a la naturaleza, al aire puro de las montañas. Es la esencia de las hojas del pino la que libera ese olor fresco a madera que evoca a la Navidad como nada más.

Arándanos rojos. Y por último tenemos que hablar del arándano rojo. Si bien no son muy comunes en los menús navideños europeos, en Estados Unidos es el acompañamiento perfecto del pavo asado. Es por eso por lo que, en muchas zonas, hablar de arándanos rojos es hablar de Navidad. Su dulzor afrutado se acentúa combinándolo con notas golosas como las del cacao o la vainilla.

Ya te habrás dado cuenta de que en estas fechas todo gira en torno a la comida, por eso, lo que nos recuerda a la Navidad son en su mayoría ingredientes que también usamos en la cocina. Deja que estas fragancias te abran el apetito y ¡disfruta de las fiestas!